Ya hace tiempo que el lenguaje de programación Java ha destronado a C++ como el lenguaje más popular. No extraña que recién titulados carecen de conocimientos profundos sobre C++ y están mal vistos por veteranos que carecen de conocimientos en Java.

Érase una vez que estos veteranos eran los recién titulados y se enfrentaron con problemas similares aunque con lenguajes de programación distintos. Antes del paradigma de orientado a objetos se disfrutó de un lenguaje bien estructurado – donde lo nuevo era el bien: El artículo Real Programmers Don’t Use Pascal fue escrito cuando Java se llamaba Pascal y C++ Fortran. No te dejes escapar el enlace a la historia de Mel dentro de este artículo para los tiempos pre-informáticos cuando el lenguaje Fortran era el Java y el C++ de entonces no tenía ni nombre.

Aunque C++ ya no es el lenguaje más popular, su ráiz, el lenguaje C, está todavía presente en el fondo de todas las plataformas. Un artículo clásico sobre como una broma se hizo seria es Creators Admit Unix, C Hoax.

Aunque a primera vista puede parecer algo para teorías académicas, se comprueba que los lenguajes esotéricos de programación son algo para gente creativa con el tiempo suficiente para escribir programas en Brainfuck, dibujarlas (!) en Piet o hacerlos comprensibles para orang utans en Ouk. También en la forma de desarrollar un tema clásico, los programadores no necesitan quedarse fuera en los premios Nobel de la literatura, aunque sea para decir algo tan simple como hola mundo.

Y finalmente una explicación, porque ya no podemos seleccionar la zona temporal en Microsoft Windows con un mapa del mundo. Pues, es posible que esto incluso ha evitado conflictos fronterizos armados.

Anuncios