Si tu compañía quiere reducir el gasto en licencia de software, entonces encuentras en este artículo algunas pautas de como cambiar a programas sin coste. Sin embargo, conviene conocer las “Razones para seguir pagando” antes de meterse en líos y puede interesar de como “Crear software de pago con código abierto”.

Utilizar un software diferente al habitual puede afectar a una gran parte de la compañía. Por lo tanto debe ser una decisión por el mando responsable. Muchas veces conviene seguir usando las aplicaciones habituales y no pasar a código abierto antes de querer comprar una versión nueva del programa habitual.

En este marco se opta por software de código abierto en primer lugar para software nuevo, es decir aplicaciones que aportan una nueva funcionalidad que todavía no se ha usado dentro de la compañía hasta entonces.

En un segundo nivel se puede intenta cambiar aplicaciones habituales que no funcionan en tiempo real a una versión gratuita. Para esto puede ser necesario dar unos pasos intermedios. Por ejemplo, un paso intermedio podría ser copiar los clipart de Microsoft Word a un directorio aparte para seguir usándolos. Otro paso podría ser convertir los documentos creados con el programa de pago a un formato abierto. Un caso concreto sería convertir los documentos de Microsoft Word *.doc al formato OpenDocument *.docx – aunque este igual no será necesario porque el sustituto OpenOffice puede importar ambos formatos.

Aún así conviene tener presente ambos programas durante una temporada de adaptación. Y siempre es recomendable mantener algún ordenador antiguo con el software antiguo si una pérdida de datos no sería asumible por la compañía.

Muchas veces programas de código abierto pueden importar datos de Microsoft. El cliente de email Thunderbird puede importar direcciones y correos de Outlook, Mozilla Firefox puede importar marcadores de Internet Explorer. Lo mismo no vale en la dirección contrario. Productos de Microsoft no suelen poder importar datos de aplicaciones libres.

Otra faceta a contemplar sería buscar alternativas al uso habitual. Por ejemplo, en lugar de pedir un currículum vitae en formato “Word” se puede favorecer el formato PDF para documentos imprimibles. Se puede usar XML en lugar de guardar datos en formato binario.

El nivel de cambio más sofisticado será el de un sistema operativo o de procesos en tiempo real. Ahí surge el problema que hay que cambiar todo el software de golpe – funcione o no funcione. Casí nunca es rentable cambiar sistemas ya operativos, pero es factible añadir nuevos sistemas con Linux. Para ello es necesario que el intercambio de datos sobre una red use un protocolo con un estándar abierto para que diferentes ordenadores pueden entenderse aunque usen un sistema operativo diferente.

Un uso de varias plataformas fomenta también el uso de lenguajes de programación independientes de una plataforma en concreto – como Java o lenguajes interpretados como PHP, perl, etc, ya que facilitan migraciones de software de un sistema a otro.

Referencias